El souffle es un plato francés ligero de textura suave y un sabor espectacular. Puedes combinar con gran variedad de ingredientes, aquí hemos optado por un el calabacín como protagonista del souffle y ha quedado riquísimo.