Un delicioso pastel de salmón

Hoy vamos a preparar un plato con salmón, un pescado muy fino y suave. El mismo nos permite crear recetas realmente deliciosas como este pastel que también lleva espárragos. Es una verdadera tentación, te animamos a intentarlo, ¡te encantará!

Dificultad: Fácil
Tiempo: 60 minutos

INGREDIENTES

900 grs de Salmón en filetes sin piel ni espinas
2 Huevos grandes + 2 yemas
200 ml. de Nata fresca
25 grs de Mantequilla
150 grs de Cebolla
250 grs de Espárragos
Pimienta
Sal

MODO DE PREPARACIÓN

Para comenzar, mezclamos los Huevos y las Yemas con la Nata y Salpimentamos. Fundimos la Mantequilla en una sartén amplia y rehogamos la Cebolla en juliana hasta que esté bien pochada. Escaldamos los Espárragos en una olla con agua salada hirviendo. También podemos cocinarlos en el microondas con 2 cucharadas de agua a alta potencia durante 3 minutos. Una vez cocinados, los sumergimos en agua con hielo para detener la cocción y mantener el color verde de los Espárragos.

Cubrimos un molde desmontable para tartas con papel antiadherente o con Mantequilla y un poco de Harina. Forramos las paredes y el fondon con una de las placas de masa quebrada, dejando que los bordes sobresalgan el molde.

A continuación, picamos el Salmón, le añadimos un poco de Aceite y lo Salpimentamos. Disponemos la mitad del Pescado sobre la base del pastel, cubrimos con Cebolla y Espárragos. Vertemos la mitad de la mezcla de Huevo y agitamos suavemente el molde para que estos ingredientes queden bien impregnados. Repetimos esta operación y cerramos el pastel con la otra lámina de masa quebrada, sellando bien los bordes. Practicamos dos orificios en la superficie del pastel y la pintamos con más huevo batido o con Mantequilla fundida.

Introducimos el pastel en el horno precalentado a 200 grados durante unos 40 minutos o hasta que la masa esté doradita y crujiente.