Para principiantes: Flan clásico

Hoy vamos a darte una receta especial para principiantes, si estás adentrándote en la cocina y todavía no sabes algunas preparaciones básicas no te preocupes, esto te será de gran ayuda. La receta que vamos a pasarte hoy es sencilla y deliciosa, ideal para sorprender a tus invitados, ¡anímate!

Dificultad: Fácil
Tiempo: 90 minutos

INGREDIENTES

1 taza de Azúcar
1 lata de Leche condensada (400g)
1 lata de Leche evaporada (400g)
4 Huevos
1 cucharadita de Vainilla

MODO DE PREPARACIÓN

Para comenzar, coloca el Azúcar en una cacerola mediana. Cocina a fuego medio hasta que el Azúcar se derrita y tome un color ámbar oscuro, como observas en la imagen. Viértelo con cuidado en un molde para hornear. Mueve la bandeja de manera que el caramelo se extienda por toda su superficie.

Mezcla la Leche condensada, la Leche evaporada, los Huevos y la vainilla en la licuadora hasta que queden suaves. Vierte esta mezcla en el molde. Cubre el molde con papel de aluminio. Colócalo dentro de un molde para hornear más grande. Llena la mitad del molde grande con agua caliente. Hornea dentro de un horno (previamente precalentado) a 180ºC durante aproximadamente 1 hora y 20 minutos, o hasta que notes que el centro del flan se haya fijado.

Retira el flan del horno y quítale el papel de aluminio. Deja enfriar a temperatura ambiente. Luego, guárdalo en el refrigerador durante 3 horas o toda la noche. Coloca un plato invertido sobre el molde. Con cuidado, da vuelta el molde y el flan quedará servido en el plato. ¡Y listo!