Que mejor postre  que el sabor de un buen chocolate combinado con el tacto suave de la mousse. ¿No se te hace la boca agua?