La opción por excelencia de cumpleaños y celebraciones, el bizcocho de limon se ha convertido en un clásico, sencillo, rapido y resultón.